Toniná

Apenas mencionada por las crónicas del México prehispánico, la acrópolis de Toniná no se conoció cabalmente sino hasta fines de 1992, cuando un grupo de arqueólogos encabezado por Juan Yadeun descubrió el valle de Ocosingo, Chiapas, en un enorme montículo que cubría el palacio principal de esa ciudad maya. La estructura piramidal, los palacios laberínticos y las plataformas expresan el agitado escenario de una rama del grupo maya que empezó a ascender hacia el año 200 d. C. y mantuvo un dominio de aproximadamente seis siglos, para después declinar en un período de guerras y calamidades. Complemento de la arquitectura, la escultura de Toniná también da cuenta de los linajes de sus gobernantes y sus complicadas ceremonias rituales.

Apenas mencionada por las crónicas del México prehispánico, la acrópolis de Toniná no se conoció cabalmente sino hasta fines de 1992, cuando un grupo de arqueólogos encabezado por Juan Yadeun descubrió el valle de Ocosingo, Chiapas, en un enorme montículo que cubría el palacio principal de esa ciudad maya. La estructura piramidal, los palacios laberínticos y las plataformas expresan el agitado escenario de una rama del grupo maya que empezó a ascender hacia el año 200 d. C. y mantuvo un dominio de aproximadamente seis siglos, para después declinar en un período de guerras y calamidades. Complemento de la arquitectura, la escultura de Toniná también da cuenta de los linajes de sus gobernantes y sus complicadas ceremonias rituales.

Año de publicación

1993

Nº de páginas

160

Características

Encuadernado en tela con sobrecubierta, 24.5 x 31 cm

ISBN

968-6285-86-5

Autor

Juan Yadeun

Edición

Primera edición. Edición especial para Citibank