Monte Albán

Pese a haber atravesado, a lo largo de unos dos mil años, diversas etapas de edificación, la vasta necrópolis zapoteca de Monte Albán es quizá el conjunto arquitectónico más armonioso del mundo precolombino. Allí la concepción del espacio se convierte, en palabras de Paul Westheim, en “una sinfonía”. Además de los diversos ensayos sobre la cultura de Monte Albán y en especial sobre su arte funerario y pictórico, este volumen contiene una aportación fundamental al estudio de la región: por primera vez se publicaron imágenes de la tumba 5 de Huijazóo.

La tercera cultura

La cultura islámica, desde hace muchos siglos, tuvo un intercambio de extraordinaria riqueza con Europa. Además de dar al idioma español muchas de las palabras que hoy lo componen y de influir en la difusión de la cultura griega y latina, los árabes desarrollaron en España una gran variedad de formas artísticas. Esta publicación nos guía a través de las numerosas aportaciones islámicas a la ciencia, la filosofía y la literatura que continuaron en la península ibérica. A través de las magníficas fotografías de este libro, el lector podrá darse cuenta no sólo de la belleza del arte islámico-árabe y sus posteriores logros en España, sino también del sorprendente paralelismo de buena parte de la arquitectura colonial mexicana con los cánones y estilos de aquella civilización.

Zúñiga

Vivamente impresionado por un grupo escultórico que vio en Park Avenue durante una visita a Nueva York, Marcel Paquet, reconocido crítico de arte, se dio a la tarea de escribir un novedoso ensayo sobre la obra de Francisco Zúñiga. Zuñiga nació en 1912 en San José, Costa Rica, donde aprendió los rudimentos de la escultura en el taller de su padre. Más tarde continuaría su educación en México y en Europa. Ha exhibido esculturas, dibujos y litografías en Suecia, Suiza, Holanda y Estados Unidos. Sus obras se encuentran en museos de México, Japón, Arizona, Los Ángeles y Nueva York, entre otros.

Vicente Gandía

Este libro incluye más de cien obras del pintor español Vicente Gandía correspondientes al periodo de 1954-1989, en el cual se puede apreciar el trabajo de un artista que de alguna manera ha trasladado la luz del Mediterráneo a América. Un reconocido teórico del arte y cuatro escritores comparten con nosotros sus puntos de vista acerca de este pintor que ha tenido más de 50 exposiciones individuales y ha participado en más de 70 muestras colectivas. Su obra incluye técnicas tan variadas como el óleo, el acrílico, el dibujo, la cerámica, el grabado y la joyería.

Teotihuacan

Las impresionantes pirámides del Sol y de la Luna con frecuencia hacen olvidar
la riqueza pictórica que este sitio arqueológico encierra. En este libro,
además de imágenes de todos los aspectos arquitectónicos de Teotihuacan, se
recoge toda la pintura existente en la zona, incluyendo los murales de Tetitla,
Atetelco y Tepantitla. Los distintos capítulos nos presentan un panorama
histórico de la zona, un análisis de las diversas concepciones que de este
sitio se han tenido desde la Conquista, y una descripción detallada de la
técnica y el significado de la pintura mural.

Bonampak

Las pinturas mayas de Bonampak, Chiapas constituyen, más allá de su enorme valor documental, una revelación desde el punto de vista estético. La enorme destreza de su técnica, la seguridad y soltura de la línea, el realismo de las escenas representadas y la riqueza del colorido hacen de estas pinturas unas de las más extraordinarias creaciones de la cultura antigua mexicana. El lector encontrará una extensa sección donde se recoge casi la totalidad de tales pinturas. Los ensayos incluidos en este volumen ofrecen una visión general de la cultura maya y un acercamiento a los trabajos de restauración y conservación de los murales.

Un rescate de la fantasía: El arte de los Lagarto

“Así como la reprimida sociedad victoriana produjo a Lewis Carroll hacia la segunda mitad del siglo XIX, el encierro novohispano engendró el arte de los Lagarto a finales del XVI y principios del XVII […] Se asomaron afuera y vieron cosas sobrenaturales y asombrosas; usaron de su luz racional para ver y luego recoger sus visiones e imágenes, letras y colores.” Así describe Guillermo Tovar de Teresa el arte de esta familia de iluminadores. Luis Lagarto y su familia fueron guardianes de un arte fantástico que se muestra en los querubines, duendes, dragones y santos vestidos de fiesta de sus capitulares poblanas.